martes, 9 de noviembre de 2010

VERONICA LAKE: LA ACTRIZ QUE PUSO DE MODA EL PEEK-A-BOO-BANG

Constance Marie Ockelman nació en Brooklyn, Nueva York. Su padre, descendiente de alemanes, trabajaba en un barco petrolero y murió cuando ella tenía nueve años. Su madre volvió a casarse con un amigo de la familia, Anthony Keane, que trabajaba en un periódico, y Constance fue enviada a un internado católico en Montreal. La futura actriz odiaba ese colegio y finalmente pudo escapar de él cuando la familia se trasladó a Florida a vivir. Las crónicas dicen que tuvo una infancia problemática. Cuando se mudaron a Beverly Hills su madre la matriculó en una escuela de actores y allí comenzó a participar en castings donde conseguió pequeños papeles . Pero, un día le presentaron a un productor de la Paramount que le cambió el nombre y le puso el apellido Lake  por sus profundos ojos azules, así nació Veronica Lake, la actriz que puso de moda el mechón de cabello sobre los ojos: el Peek a Boo Bang.

 Veronica Lake se casó son John s. Detlie en 1940, director artístico, con el que tuvo una hija. En esa época interpreta un pequeño papel en la comedia Forty Little Mothers que hizo que en el Paramount le ofrecieran firmar un nuevo contrato. Aunque la interpretación que hizo despuntar su carrera fue su papel en Vuelo de águilas. Gracias a esa interpretación hizo Los viajes de Sullivan, El cuervo y Me casé con una bruja, antecedente de la serie Embrujada.  Estas películas le dieron fama y nuevos trabajos. Se convirtió en uno de los rostros imprescindibles en el cine negro donde desplegaba su belleza misteriosa. Con Alan Ladd rodó varias películas y ambos se convirtieron en los actores de moda de Hollywood. Mientras crecía su popularidad y su peinado era imitado se extendía su leyenda negra, los directores y actores que trabajaban con ella no querían repetir. Fredrich March no quiso volver a trabajar con ella tras me Casé con una bruja, otros decían que era mala persona e idiota.  En lo personal su vida atravesó un bache, perdió un hijo y posteriormente se separó.
En lo profesional seguía estando en lo más alto. Cobraba 4500 dólares por semana y el público la adoraba. En 1944 se casó con Andre de Toth, y en estos años hizo una de sus películas más importantes La dalia azul. Después llegaron papeles malos en películas mediocres y su fama fue menguando. La Paramount no le renovó el contrato, se quedó sin un céntimo, le confiscaron sus bienes por no pagar impuestos y se separó de nuevo. En esos años trabajó en teatro y televisión intentando recuperar el prestigio perdido y se casó de nuevo con un músico. Pero se fracturó un tobillo que no se curó bien, y le prohibieron su peinado porque había habido numerosos accidentes entre las jóvenes trabajadoras de las fábricas de armamento que lo copiaban. Comenzó a vivir en hoteles baratos de Brooklyn, fue arrestada por embriaguez y escándalo público y finalmente la recluyeron en un hospital psiquiatrico en Florida por episodios de paranoia.
Mejoró y publicó su autobiografía Veronica que tuvo buenas críticas. Con el dinero obtenido de esta publicación produjo y protagonizó su última película Flesh Feast en 1979, un film de serie B. Falleció de hepatitis a los 50 años. Durante su hospitalización no recibía visitas porque estaba enemistada con su familia. En su libro escribió: "he llegado a un punto en mi vida en que son las pequeñas cosas las que importan. Siempre fui rebelde y, probablemente, podría haber llegado lo suficientemente lejos si hubiera cambiado mi actitud. Pero cuando lo piensas bien, has llegado lo suficientemente lejos sin el cambio de actitud. Estoy feliz con eso". A pesar de esa leyenda negra que la pintaba como una idiota sin cerebro y de mal carácter, tal vez la actriz era una rebelde incomprendida en ese mundo de Hollywood. Dice la actriz que comenzó a trabajar en una serie de malas películas que la hicieron deslizarse por la pendiente, y ella no se dio cuenta de a dónde se dirigía, y por eso no pudo agarrarse a nada.


 Vistas ahora sus interpretaciones, tanto de vampiresa misteriosa como en comedia, están llenas de magia y talento. Su voz ronca, el movimiento de sus hombros, el mechón de cabello sobre uno de sus ojos, las mejillas hundidas hacen de ella una de las presencias más poderosas del cine de aquellos tiempos. En su autobiografía es muy crítica con todos aquellos que la alzaron y la dejaron caer, y habla de la explotación y la humillación que sufrió por parte de los estudios.
"Nunca desee ser una estrella; nunca me lo tomé en serio. No podía vivir, no podía soportarlo, odiaba ser algo que, en realidad no era. de haberme quedado en Hollywood hubiera terminado como Alan Ladd o Gail Russell: muerta y enterrada. Aquella ciudad de ratas los mató y sé que también me habría matado a mí!.

12 comentarios:

lucreciagarrdiovargas dijo...

Muchas estrellas de esa época se sientieron como Veronica Lake. Me encanta en Los viajes de Sullivan. Y era tan, tan guapa.
Las fotos son preciosas como siempre.
Bess

abril en paris dijo...

¡Qué mujer tan sexy y tan elegante al mismo tiempo ! Creo que todo el mundo la recuerda precisamente por ese peinado y por el misterio que desprendia. Kim Basinger hace una 'recreación' de ese estilo en " L.A. Condifencial" pelicula que me encantó y en la que descubri a un Russell Crowe muy interesante.
El cine negro no pasará de moda nunca y éstas mujeres tampoco. Si era buena persona o no eso no nos corresponde a nosostros juzgarlo ¿ no crees ?
Muy interesante lo que nos has contado.
Un beso reina :-)

isabelnotebook dijo...

Me gustó mucho LA Confidencial porque intentaba recrear las películas de aquella época. El cine negro es un referente y cuanto más ves más quieres. De todas formas no sé si te pasa a tí, no veo nada interesante en el cine actual, en cambio en cuanto ves una peli clásica te quedas adherida a la pantalla.
No nos importa si era lista o tonta, buena o mala, pero yo creo que su rebeldía no encajaba con el momento, y lo pasó mal. Como dices Lucrecia muchos actores fueron maltratados por los estudios.
Besitos a las dos

maría galan dijo...

Nunca fue demasiado de mi agrado, pero viéndola tiene magia..... y como siempre una historia dura detrás de una fachada bonita.... Bsss!

don vito dijo...

Hola,bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buena tarde, besos

don vito dijo...

Hola Isabel,es un placer regresar a tú casa, vengo para quedarme, un lujazo, gracias, buena noche, besos.

Isabel dijo...

don Vito, encantada por tus visitas que serán recíprocas.
Besitos

magadalena acero dijo...

Era muy guapa,perocasi no recuerdo ninguna de sus pelis.
un besito guapa

Anónimo dijo...

Tampoco es de mis favoritas. Pero su historia no la conocía. ¡Es terrible! Aunque si quiso escapar de Hollywood, tal vez al final era feliz.
Ana

Alberto dijo...

Veronica es una de mis actrices favoritas, aunque únicamente he tenido ocasión de verla por la televisión en "Me casé con una bruja" y "La mujer de fuego" (de 1942 y 1947 respectivamente).
También he tenido ocasión de ver a Veronica en el que fue su último film, "Flesh Feast", y sobre este último film tengo que decir que es un completo bodrio, y que el rostro de Veronica, envejecido a causa del alcohol, recordaba muy poco, por no decir nada, a la rubia belleza que fue en los años 40. Así que, a poder ser, aconsejo recordarla por sus films de aquella década (además de los que hizo con Alan Ladd, a cada cual soberbio).
Me gustaría por último hacer una pequeña corrección: Veronica no fue esposa del director Frank Tuttle. Este la dirigió en "The Hour Before the Dawn", a partir de la que, según Veronica, empezaron los malos papeles, sin darse cuenta de que comenzaba a deslizarse por la pendiente y sin tener donde agarrarse.

Y ahora, definitivamente por último: ¡Estupendo post!

isabelnotebook dijo...

Gracias Alberto.
En algún sitio había leído que se había casado con él, pero ahora mismo lo borro. Veronica me pareció siempre de una belleza impresionante, imagino lo que sería encontrarte con una mujer tan guapa, y me gustaron algunas películas suyas, sobre todo en ese rol de vampiresa.
Un besito
Isabel

marta bibiana dijo...

No recordaba a Veronica. Pobre chica, debió pagar por ser una estrella y luego se olvidaron de ella. Tras leer la entrada me he dado cuenta de que había visto alguna de sus pelis, pero las tengo muy lejanas en la memoria
Marta B

 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09