martes, 12 de abril de 2011

CREADORES DE UN ESTILO

TRAVIS BANTON

 Travis Banton uno de los diseñadores más importantes de los años treinta nació en Waco (Texas), aunque su familia se trasladó a Nueva York cuando él era un niño. Banton estudió arte y diseño en la Universidad de Columbia. Comenzó a diseñar para la alta sociedad y saltó a la fama cuando la actriz Mary Pickford eligió uno de sus modelos para el día de su boda con Douglas Fairbanks. El diseñador también fue el responsable del vestuario de algunos espectáculos de Ziegfeld  y en 1924 se trasladó a Hollywood donde comenzó su colaboración con la Paramount Pictures. En esos años Hollywood cuidaba el vestuario de sus estrellas, dentro y fuera de los platos. Hasta los extras de las películas lucían perfectos. Se usaban telas suntuosas, rebuscados adornos, pieles, lentejuelas, muselinas o piedras semipreciosas, y se invertía mucho dinero en el vestuario de los filmes. Apenas empleaban estampados, y los cortes eran muy sencillos para ajustarse y subrayar la figura de las estrellas con escotes, drapeados, aberturas y transparencias.




En los años veinte Travis Banton fue el encargado de vestir a Norma Talmadge, la primera actriz que grabó sus huellas en el Paseo de la Fama, Clara Bow y Pola Negri. Cecil B. de Mille le contrata para una versión sonora de Cleopatra protagonizada por Claudette Colbert. Banton creará un vestuario de telas esquisitos repleto de piedras, cuernos, águilas y plumas para la menuda actriz. Vestirá también a Kay Francis, Lillian Tashman, Carole Lombard, Anna May Wong, Mae West, Betty Gable, Merle Oberon, Alicia Faye, Joan Fontaine o Marlene Dietrich. A todas resaltó con sus creaciones llenas de suntuosidad, encanto y elegancia. El vestuario de Banton las hacía resplandecer y lucir como lo que debían ser: estrellas inalcanzables del firmamento de Hollywood, semidiosas de una sociedad pagana. Además los diseñadores sabían que una de sus creaciones en la pantalla se convertía en un modelo a imitar y era más efectivo que cualquier otra publicidad.
 Una de sus actrices favoritas fue Marlene Dietrich. La alemana decía "me visto para la imagen. No me visto para mi, ni para el público, ni por seguir la moda, ni por los hombres. ¿Qué es la imagen? Un cúmulo de todos los papeles que he representado". Banton creo para ella tocados imposibles, sombreros, camisones de doscientas capas, plumas, perlas, marabú, trajes sastre y sombreros de copa; incluso la disfrazó de gorila en la Venus rubia. Eran legendarias las sesiones de vestuario con Marlene, podía estar horas probando un vestido, ordenando cambios, supervisando el cosido y recosido de lentejuelas, plumas o apliques, así conseguía esa imagen arrebatadora de la Dietrich. Banton como otros diseñadores de Hollywood perfeccionó un estilo original, favorecedor y muy fotogénico.


"Travis Banton y von Sternberg fueron quienes crearon mi imagen cinematográfica; yo sólo tuve que dejarme adular, como la niña mimada que era" afirma Marlene en sus Memorias. "Muchos pretenden haber diseñado mis vestidos a partir de El ángel azul. No es verdad. Sólo Travis Banton materializó las ideas de Sternberg y permaneció a mi lado hasta su última película", afirmaba Marlene. Ella y Banton mantuvieron una amistad que sólo rompió la muerte del diseñador.

Tras dejar Paramount colaboró con 20th Century Fox y posteriormente con Universal Studios. Trabajó para más de doscientas producciones en Hollywood siendo la ultima Aunti mame donde fue el encargado de resaltar los encantos de Rosalind Russell. Murió ese mismo año.

De Travis Banton se contaba que, con sólo almorzar con una mujer, sabía que debía resaltar de ella.

29 comentarios:

lucreciagarrdiovargas dijo...

Me hubiera gustado que el señor Banton me diseñara un vestuario personal, jajajaja, me imagino paseando con esos trajes por Madrid, sería un número, como ha cambiado la moda, y las estrellas.
Me encantan estas entradas y las fotos, el vídeo es total.
Besitos guapa, he estado desaparecida por unas conferencias.
Lucrecia

Anónimo dijo...

Me apunto al vestuario diseñado por Banton, jajajaja. Las actrices de antes siempre salían perfectas en las películas, tan bien peinadas, maquilladas y vestidas, eran un sueño.
Besos
Ana

SUSANA dijo...

Interesantísima, no sólo la figura del diseñador, también el contexto de época en Hollywood. Se trataba indudablemente de que esas Mujeres fueran inalcanzables, dignas diosas de celuloide, que se adoraban e imitaban hasta en los más mínimos detalles por las comunes mortales. Debió ser un territorio fértil y estimulante para Banton! Imaginar, metamorfosear esos cuerpos bellísimos (Marlene era una escultura griega)
Resaltar, ¡disimular! Y construir finalmente una imagen para las cámaras tiene mucho de magia y sobre todo, trabajo y una enorme profesionalidad. Qué bien recordar, también con estas fotos que hablan por sí mismas, a Travis Banton! Precioso trabajo Querida Isabel! Besitos guapa!

Isabel dijo...

Lucrecia creo que todas nos hubiesemos puesto en manos de Banton, aunque salir a la calle hoy en día con sus creaciones sería un poco excesivo, jajajaja. Espero que hayan sido productivas tus conferencias.
ANA eran otros tiempos, incluso las mujeres reales vestían de otra manera en la calle. hoy vemos a las actrices corriendo por la calle, sin peinar, sin maquillar, son más sencillas y reales, pero remiten menos a los sueños.
Besitos guapas

Isabel dijo...

SUSANA linda totalmente de acuerdo, las estrellas de esa época eran divinidades y todo lo que rodeaba al cine estaba orientado a construir ese sueño que luego veían los mortales en la pantalla, la ambientación, los decorados, los vestidos... Los artifices de todo ello eran unos magos, unos artistas, hoy todo es más real, pero también ha perdido brillo.
una gran reflexión la tuya, como siempre, un lujo tenerte en el blog mi querida amiga.
Besitos linda

magadalena acero dijo...

Hay algunos vestidos maravillosos, lego están exos tan excesivos y con tanta pluma y marabú que no me vuelven loca. Los vestidos en tecnicolor del vídeo son alucinantes, pero me gustan en las actrices que los lucieron.
hoy es impensable que las actrices sean tan estrellas e inalcanzables, las vemos en el super, sin maquuillar, por cierto corriendo como a Scarlett con Sean Penn, y lucuendo michelin, la realidad se impone, aunque sea menos glamurosa.
Besos

Maururu dijo...

y tenía tanta clase como Galiano?? menudo patoso, por la boca muere el pez...

Gracias por presentárnoslo!! :*

Mario dijo...

Los vestidos se ven elegantes y muy elaborados, se ve que ponían a una estrella de cine por las nubes, ellas sabían que las iba a hacer ver como unas diosas. Alto diseño que engalanaba a mujeres hermosas. Se ven muy clásicos con su propia voluptuosidad que se ajustaba a la época, mucho glamour. No se mucho de moda pero se nota que había un trabajo especial tanto que en la alfombra roja de Hollywood suelen recordar con admiración éstos tiempos en que una estrella era muy exquisita. Un abrazo.

Mario.

Margari dijo...

Esto sí que era "glamour". Y es que en esta época dorada de Hollywood todo estaba estudiado hasta el detalle. Las estrellas eran totalmente inalcanzables, no como hoy, donde la naturalidad y la cercanía es lo que triunfa.
Como siempre una entrada estupenda. La de cosas que estoy aprendiendo en tu blog, Isabel.
Besotes!!!

maria oliver dijo...

qué vestidazos Dios mio!!!!, es imposible que sentaran mal a nadie!!!, vaya estilazo y siguiendo con el "-azo", vaya tipazo les resaltaba... creo que ya lo escribí alguna vez, adoro los vestidos que potencian la figura femenina... ¿sabes? me hubiese encantado desayunar con él, jajajajaja, menuda suerte que un gran modisto diseñe para ti y sólo pensando en tí, un modelo exclusivo de éstas características... oye, de acuerdo, salir con una de sus creaciones por la calle sería francamente complicado, no me veo en el metro ataviada con un abrigo con cola ribeteado de visón, pero lucirlo un ratito por alguna, por ejemplo, rambla de aceras anchas, bueno bueno bueno qué subidón!!!

un besito!

maría galan dijo...

Eran épocas en las que había que hacer soñar a la gente.....sueños inalcanzables, pero proyectados en imágenes que se clavaban en las retinas de cada una de las mujeres que veían esas películas......hoy los sueños son mucho más efímeros, por eso se cuidan menos. Adoro los sueños duraderos!!!!!!!!!!!!

Carol dijo...

Me encanta, sabe ser original, atrevido y elegante a la vez, estaré loca pero a veces me encantaría que pudiéramos volver a vestirnos como en aquellas épocas con tanto cuidado por los detalles. Me he enamorado de los modelos completos de las fotos 6 y 22 ¡los quiero! Un besazo

Isabel dijo...

MAGDA es un vestuario de película, para hacernos soñar. Hoy las actrices son terrenales, jajaja.
MAURURU tienes razón, este sí tenía clase personal y humana. Además se dedicaba a diseñar, no a bramar, jajaja

Besitos lindas

Isabel dijo...

MARIO pues para no saber nada de moda lo has explicado perfectamente ¡TOUCHE!Las estrellas eran exquisitas, como dices, y hoy aún nos acordamos de este estilo.
MARGARI yo aprendo un montón leyendo sobre estos temas. Me encanta esa época, aunque también me gusta la actual. Pero cómo dices eso era Glamour con mayúsculas
Besitos

Isabel dijo...

MARÍA a mi también me encantaría desayunar con Banton y que me hiciera un guardarropa enterito. jajaja. Las actrices eran vestidas a medida y claro resaltaban lo mejor y ocultaban lo peor.
Y lucir ese pedazo de abrigo de Marlene, pues como dices un verdadero subidón,imaginate por las Ramblas vestida de Cleopatra, o en una fiesta, seguro que dabas la campanada, jajajaja
Besitos linda

Isabel dijo...

MARÍA GALÁN linda yo también soy de sueños duraderos. Y tienes razón estas imágenes se te clavan en la retina, hoy todavía las recordamos, después de tanto tiempo.

Besos preciosa

Isabel dijo...

En ocasiones CAROL a mí también me gustaría rescatar algo de esa época. Aunque la moda siempre vuelve, pero el gusto por los detalles y la femeneidad de esa época ha desaparecido en aras de la comodidad y la sencillez, de las que soy una practicante también.

Besos linda

ethan dijo...

Supongo que trabajaría codo con codo con Sternberg, De Mille, etc. Lo supervisaban todo. Sobre todo Sternberg creador de ese mito llamado Dietrich.
Shanghai Lili, Cleopatra,... personajes creados por ellos, los técnicos y los directores.
Besos

Alexa dijo...

Hola Isabel, me ha gustado conocer tu blog. Estoy sorprendida porque compartimos bastantes gustos; Jeremy Irons, Agatha Christie, los prerrafaelistas, Pájaros de América, los diseñadores del viejo Hollywood etc. Te seguiré leyendo.

Un saludo

Isabel dijo...

Lo dice Marlene, los responsables de su imagen fueron Sternberg y Banton, por supuesto Sternberg era el Jefe, jajajaja. Los directores de antes lo controlaban todo, incluido el vestuario
Besos

Isabel dijo...

Alexa voy a visitar el tuyo, que seguro me encantará.
Bienvenida y gracias por visitarme

Besitos

Alberto dijo...

Querida Isabel:

¿No te zumban los oídos? Fath, Adrian, Banton... ¡Siempre te adelantas! ¡Que alivio que hiciera una entrada de Waterhouse hace meses! (Me estoy riendo)

Es incríble la coincidencia en gustos, afinidades... ¡Corre a publicar entradas sobre Helen Rose y Travilla, antes de que me ponga a ello! :) (Por cierto, acabo de recivir un libro de Travilla de Amazon).

Banton era genial. No podemos imaginarnos a Marlene, Mae West o Colbert en Cleopatra vestidas por otro diseñador. ¿Has leído el libro de Maria Riva sobre su madre? Habla mucho de su relación con Banton.

El video del final es un lujo. Ver en color algo que sólo conocíamos en B&N... Impactante el azul del vestido de Miss West.

Preciosa entrada, Isabel. Estoy verde de envidia, pero te lo agradezco sincera y humildemente. Me inclino ante tí.

Un beso.

Isabel dijo...

Ya me dirás que tal el libro de Travilla, no publicaré nada de ninguno de los dos, tengo otros en mente, pero son sorpresa, jajajaja. No he leído el libro de María Rova, he leído una autobiografía de la Dietrich muy light, en la que desmiente todos sus supuestos romances y se queja de lo que se ha inventado sobre ella, arremete contra casi todos sus compañeros de rodaje, no me gustó mucho.
Ver los vestidos de Banton en vídeo es genial verdad, aunque no los luzcan las actrices para los que fueron creados.
Muchísimos besos

abril en paris dijo...

¡ Te superas en cada entrada Isabel ! Nada como saber quien ayudaba a crear esa fantasia ese "glamour Hollywoodense". Muy "sencillitos" los modelos como para andar por casa ja ja...pero son realmente maravillosos.
Con una depresión encima ( económica digo ) sabian como levantar la moral y además aligerar el peso de la época. Son como etéreos los vestidos.

Un abrazo, Isabel :-)

Alberto dijo...

Soy yo otra vez.

El libro de Travilla está muy bien. Además de fotos de actríces con sus vestidos, trae muchos dibujos de sus diseños, lo cual es una belleza. También diseños de su firma de Ata Costura que tenía al margen de sus diseños para el cine.

Leer la biografía de Marlene de su hija, es una necesidad. Para empezar,lo cuenta todo. O casi todo. Marlene le dijo que así lo hiciera cuando ella muriera. Y Maria lo hizo. Además, es muy lista y con mucha gracia. Cuenta las cosas de una manera genial. Y no se priva en econtar cosas crueles y maldades sobre la forma de ser de su madre, como la relación con Yul Brynner. O como tenían que colocarle el vestido (de Travilla, precisamente) de sus últimos conciertos. Con decirte que es uno de mis libros favoritos... Leelo ya!

¿No has pensado que tal vez deberíamos casarnos tú y yo? ¡Ya sé que no soy buen partido! Pero piensa en todas esas afinidades... Nada de tardes de fútbol! Sólo admirando preciosas películas, arte, moda, fotografía... tu, yo y el amor. ¡Piensalo!

Un beso.

Isabel dijo...

Querida ABRIL así de sencillistas vestían las actrices del dorado Hollywood, un sueño, y, como dices, el antídoto de cualquier depresión.

Un besito

Isabel dijo...

ALBERTO me apunto las dos referencias que me pongo a buscar inmediatamente.
jajajaja ¿Casarnos? soy un poco alérgica al matrimonio, pero lo pensaré, porque bien mirado podría disfrutar de Lolita y Tallulah, de esos maravillosos libros que tienes, y delas muñecas y recortables...
Me está pareciendo cada vez mejor idea...

White Gold dijo...

siempre he considerado a Marlene Dietrich como la mujer con más glamour del mundo. I love her designed. con travis y con sternberg, pero también sin ellos. siempre impecable. de echo, Dior y Balenciaga mataban porque la alemana llevara sus diseños.

además fue él quien pronunció una de mis frases favoritas: cuando el glamour acaba para greta garbo, también acaba para mi.



me ha encantado el post!!!!!!!!!!!

Isabel dijo...

WHITE GOLD el que pronunció la frase de Greta Garbo creo que fue Adrian, otro impresionante diseñador, del que hice una entrada hace meses. Greta Garbo confió su vestuario a Adrian en muchas ocasiones y cuando los estudios quisieron cambiarle la imagen a la actriz, Adrian se negó a participar en lo que consideraba una locura.
Marlene era tan glamourosa, elegante, misteriosa y bella. Me encanta revisar sus películas.
Un beso grande

 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09