domingo, 20 de febrero de 2011

CREADORES DE UN ESTILO

Adrian (1903-1959)
Adrian Adolph Greenberg, hijo de inmigrantes judíos, fue uno de los grandes diseñadores del Hollywood dorado, famoso por su trabajo en películas como El Mago de Oz, The Great Ziegfeld, Camille, Mata Hari, Letty Leyton, Historias de Filadelfia, Anna Karenina, La mujer del año o San Francisco. Los vestidos de Adrian hacían que las estrellas del cine parecieran más rutilantes.


Sus diseños eran atrevidos e incluían volantes exuberantes, mangas murciélago y de quimono, y talles muy finos (dicen que las actrices llevaban fajas elásticas adheridas al cuerpo). La mujer que lucía los vestidos de Adrian era sofisticada, elegante y dinámica. Una mujer llena de encanto y glamour pero práctica y moderna.



Tras sus estudios de arte en Nueva York viajó a París donde trabajó para Irving Berlin diseñando el vestuario de sus revistas.


Adrian fue contratado por la mujer de Rodolfo Valentino, Natacha Rambova, para diseñar los trajes de A sainted Devil (El diablo santíficado,1924) y What price beauty(1925). Así comenzó a colaborar en los filmes de Cecil B. de Mille fuera de los estudios. En 1928 es nombrado diseñador jefe en Metro Goldwyn Meyer creando el vestuario para unos doscientos filmes de la MGM. A pesar de su maravilloso trabajo nunca fue nominado para un Oscar.


Diseña para Greta Garbo, Norma Shearer, Jeanette MacDonald, Jean Harlow, Kateherine Hepburn, Ginger Rogers o Joan Crawford. Y hace de ellas unas divas, modelos que la gente de la calle querrá imitar. Él quería convertir a las mujeres en Diosas que hicieran soñar a los que las contemplaban. "No quiero crear vestidos que puedan encontrarse en cualquier tienda", afirmaba.
La ropa de las actrices, según Adrian, permitiría describir al personaje.  Y por ese talento Greta Garbo le confió su vestuario en tantas ocasiones. Cuando los estudios se plantearon un cambio en el estilo de la Garbo en La mujer de las dos caras, Adrian dio un portazo y se despidió diciendo "cuando el glamour acaba para Garbo, acaba para mí". Tras el estreno de la película Garbo se vio vieja y fea en la película y comprendió cuánta razón había tenido Adrian.



El diseñador que era abiertamente homosexual se casó en 1939 con la actriz Janet Gaynor. Algunos prensaron que esta boda se debía a los aires antihomosexuales que se respiraban en la Meca del cine, pero lo cierto es que la actriz fue su esposa hasta su muerte. Tras abandonar la MGM se retiraron a su rancho de Brasil, y sólo regresó a Hollywood para diseñar el vestuario de El amor nació en París en 1952. El modista abrió su propia tienda en Beverly Hills.


Su último proyecto fue el musical Camelot. Cuando finalizó este trabajo sufrió un ataque al corazón y falleció.
Adrian y su mujer Janet Gaynor.





Greta Garbo fue una de sus favoritas. Decía que ella creaba un estilo que no podía destruirse. "Cuando la Garbo se marchó del cine el estilo se fue con ella".

15 comentarios:

maría galan dijo...

Maravilloso post! Siempre se aprende y se disfruta visitándote! Bss guapa!

magadalena acero dijo...

Me encantan todos. Siempre me gustaron los vestidos que sacaba Greta Garbo en Mata Hari, pero no sabía quién era el diseñador, o los de Kate Hepburn en Memorias de Filadelfia, preciosos. Ellos si que sabían, no lo que se ve en las pasarelas de hoy
Magda

abril en paris dijo...

¡ Vaya estilazo el de éste hombre ! Con razón después de ver a éstas mujeres del Hollywood dorado con sus modelos no quisiera a ninguna otra. Lo del matrimonio no es tan raro... hay gente que convive muy feliz como grandes amigos y les funciona.
Muy interesante, Isabel.

Un besito :-))

Violet Dreams dijo...

Ay Isabel, a ver si la próxima vez que vayamos a Madrid nos vemos!
Y no me hagas esto...si hay algo que me guste tanto como el cine clásico...es su vestuario!
Yo tengo forrada mi carpeta de clase con Katherine Hepburn en Historias de Philadelphia precisamente con ese vestido y/o camisa jajaja

xx
B

Anónimo dijo...

Me has dejado patidifusa de gusto. ¡Qué vestidos y que actrices!Los de Katherine Hepburn me vuelven loca, sobr todo ellargo blanco con strass en la blusa, y los de Greta Garbo, ni te cuento. Joan Crawford, que no es de mis preferidas, esta fabulosa, y esa foto frente a los espejos es sublime. No me sorprende que los diseñadores vuelvan y vuelvan año tras año a estos diseñadores. ¡Una lección de clase la de Adrian!
Ana

vivienne strauss dijo...

What gorgeous glamour! How I wish the world was like this !

lucreciagarrdiovargas dijo...

La historia de su espantá de Hollywood es muy buena. Y los trajes que nos muestras, que no daría`por cualquiera de ellos

marta bibiana dijo...

¡Impresiosantes! Esto si es glamour.

Anónimo dijo...

Los vestidos de Historias de Filadelfia siempre me han fasinado, y los de Greta Garbo, esos terciopelos con strass, la caída de los trajes de fiesta,´maravilloso Adrian.
Me ha gustado mucho estaentrada y esas fotos.
Beatriz

Alberto dijo...

Querida Isabel, te estoy cogiendo una manía!!! :)

Me compré ese libro de Adrian en Amazon hace unos meses. Desde entonces, quiero hacer una entrada sobre él en mi blog. Comprenderás mi estado! Fath, Adrian... tenemos tantas afinidades en cuestión de lo que es bonito! Esta es la clase de entradas que yo quiero hacer y no me dejan (ya sabes a que me refiero).

Preciosa entrada de mi admirado Adrian. Sólo te diré que desde crío me dejaba boquiabierto ver a La Garbo vestida por él. Incluso diría que simpre, desde entonces, él ha sido una enorme influencia para mí. Dibujaba pensando en lo que había visto en una película de La Garbo, continuamente.

Los diseñadores de Hollywood de esa época, incluso posteriores, me parecen el colmo de la elegancia, el estilo y el glamour.

Muchas gracias por esto. Como castigo, te robaré alguna foto.

Un beso.

Alberto dijo...

Después de lo que he dicho... ¿Podré seguir disfrutando de mi premio? ¡Lo retiro!

Más besos.

isabel dijo...

Feliz de que se os hayan caído las lágrimas ante estos trajes y como los lucen las estrellas de aquellos gloriosos años. Los que hizo Adrian para Kate son mis preferidos, siempre he creído que estaba guapísima en esa película y que los trajes ayudaban a componer su papel de rica y algo excéntrica millonaria. Y que decir de los de Greta en Mata Hari, siempre pensé en hacerme uno de ellos, el de terciopelo con strass.

isabel dijo...

Álberto un día de estos me regalaré ese maravilloso libro. Este mes, por ser buena, me he regalado "El espejo de la moda" de Cecil Beaton.
Me parece perfecto que te lleves lo que quieras de esta entrada. Y a pesar de tu odio, yo sigo adorándote y reivindicando tu labor en defensa de los animales. Estoy segura de que será una gran entrada.
Besitos

Alberto dijo...

Mis favoritos son los que hizo para Garbo. Mejor, pués así no nos pegamos. Además, estoy seguro de que te sentarían a tí mucho mejor que a mí.

"El espejo de la moda" es uno de mis libros favoritos! Lo leí hace muchos años y cada vez que lo vuelvo a ojear, es un disfrute tremendo. Es de una gran inspiración para sacar un montón de entradas en el blog.

Y sabes que no te odio! Haré una entrada sobre Adrian cuando pase el tiempo y estés amnésica. :)

Muchas gracias, Isabel.

Un beso.

isabel dijo...

Jajajaja.
Estoy ansiosa de que me llegue el libro para comenzar.
Besitos

 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09