miércoles, 17 de marzo de 2010

La magia de Tim Walker

Tim Walker decidió dedicarse a la fotografía cuando hacía prácticas de arte en la editorial Conde Nast. Allí le encargaron ordenar el archivo fotográfico y se topó con la obra de Cecil Beaton (hace algunos días escribí sobre él).  Viendo las fotos de Beaton percibió la magia y la belleza de esta disciplina y decidió dedicarse a ella. Después trabajó como asistente Richard Avedon.
Comenzó así una carrera que le ha llevado a ser uno de los fotógrafos más personales e imaginativos del panorama actual. Sus instantáneas están llenas de una magia y plasticidad increíbles. A veces parece que podemos tocar, oler y sentir la escena.
Cisnes, ninfas, vestidos iluminados que florecen en los árboles, recreaciones de cuentos..

Sus trabajos aparecen en las mejores revistas y ha realizado campañas para muchas firmas.

1 comentario:

maría galan dijo...

¡Es un placer acceder a tu blog para recrearse con las imágenes que nos proporcionas....! ¡Qué belleza! Bsss

 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09