martes, 22 de marzo de 2011

CREADORES DE UN ESTILO

Jeanne Lanvin

 La historia de Jeanne Lanvin parece sacada de un cuento de hadas. Al principio Jeanne, al igual que Gabrielle Chanel, se dedicaba a diseñar y confeccionar sombreros. Pero un día una de sus ricas clientas quedó admirada ante el guardarropa que lucía la hija de la sombrerera y le sugirió que diseñase para su prole, y así comienza su carrera, primero creando trajes para las hijas y luego para las madres también. Unos años después su nombre aparece en el anuario de la moda.
 En 1920 encarga el interiorismo de la casa Lanvin al decorador y arquitecto Armand Albert Rateau. Jeanne diseñará para una clientela de grandes burguesas que serán fieles a la marca de por vida. Las creaciones de Rateau para la Maison Lanvin pueden verse hoy en el Museo de Artes Decorativas de París.

 Jeanne era silenciosa, infatigable, humilde y sólo amaba dos cosas: su hija y el trabajo. "Creó un estilo original, exento de revoluciones exteriores muy acorde con la sensibilidad de la época. Sus trajes destacaban por el refinamiento de motivos entrelazados con pasamanería, bordados de gran virtuosismo, adornos con perlas, de armonías florales ligeras y frescas" señala Françoise Baudot en La moda del siglo XX.
Jeanne diversifica su negoció diseñando moda masculina, lencería, pieles, una línea deportiva, perfumes y creando una boutique de decoración dirigida por Rateau. Lanvin conquistó también el mercado norteamericano. Además construye una fábrica de tintes de donde saldrán esos colores sutiles que tanto le gustan y que harán famosa la paleta Lanvin, tonos inspirados en el arte: el azul que toma de las pinturas de Fra Angelico, el rosa polignac en honor a su hija y el verde Velázquez.
Jeanne Lanvin murió a los 79 años dejando como heredera a su hija Marie Blanche, Condesa de Polignac. Ella será la directora de la casa en los años 50 junto al modisto español Antonio Canovas del Castillo que permaneció en la casa hasta 1963. Antonio Castillo llegó para revitalizar la casa y al final su nombre se incluyó en la etiqueta de los modelos de la Maison Lanvin. El creador llegó a París huyendo de la Guerra Civil. Inicialmente diseñó complementos para Chanel, pero su fama le llegó gracias a Lanvin. Tras dejar la casa diseñó para su propia marca que sólo duró cuatro años. Posteriormente trabajó para el cine, el teatro y algunas clientas particulares. Obtuvo un Oscar por el diseño de vestuario de Nicolas y Alejandra. En los años 90 otra española se encargó de Lanvin, Cristina Ortiz. En la actualidad el diseñador de Lanvin es el israelí americano Alber Elbaz.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedo con el pisito que diseñó ese Ratinau. La próxima vez que vaya a París no me pierdo ese museo para verlo en persona. ¡Qué monada!
La historia de jeanne parece la de una hormiguita, pero que cabeza y genio el suyo, cuánto talento.
Ana

Myra dijo...

Qué interesante todo lo que cuentas sobre la firma Lanvin, deconocía muchos de los detalles. Y esa casa diseñada por Ratinau..qué delicadeza de muebles.
Preciosas las fotografías.

Un beso

maria oliver dijo...

bueno bueno bueno... creo que imprimiré tu artículo, lo enmarcaré y lo colgaré en mi despacho... te lo prometo, has acertado en lo que más adoro... qué vestidos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, y qué referente de diseñadora...

si te das cuenta, los diseños realzaban la feminidad, la sensibilidad, el atractivo de las mujeres... hoy en día ves diseños que parecen envoltorios de donuts... parece como si "el cuerpo" debiera taparse y disimularse a toda costa... no lo entiendo

(por cierto gracias por tu comentario!!!, te lo agradezco muchísimo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)

un beso enorme

Isabel dijo...

ANA y MYRA yo también lo quisiera para mí, es tan coqueto. Tengo que pensar una entrada del tal Ratinau, seguro que hacía cosas maravillosas. Jeanne debía ser una mujer con tesón y mucho talento, una sileciosa y tranquila heroína, sencilla, sin las extravagancias de los actuales genios de la aguja y el hilo.
MARÍA ¡Cuánta razón! Caundo veo algunos diseños pienso si están hechos para burlarse de la que se atreva a lucirlos. Y estos diseñadores de antes tan trabajadores, discretos son muy distintos a las actuales estrellitas mediáticas.
Besos a las tres

magadalena acero dijo...

Me apunto a lo del pisito. Me encanta ese azul Fra Angelico, lo que se aprende. Madame Lanvin era una mujer impresionante, luchadora, emprendedora, arriesgada en su negocio... me ha encantado.
Un beso

maría galan dijo...

Es que ya no se hacen las cosas como antes... y la gente era tan educada y tan discreta! me hubiera encantado conocer ese momento, aunque la época de postguerra tuvo que ser tan dura.....y seguro que esos diseños no estaban al alcance de cualquiera (bueno ahora tampoco!!!!)
Bsss y enhorabuena siempre por tus post!!!!

Carol dijo...

Q bonitas la imñagenes, me quedaría cn cualquiera de los diseños que muestras. un beso

Isabel dijo...

Magda Jeanne era una gran empresaria muy avanzada para su tiempo, diverificando, investigando sobre tintes y ampliando constantemente su negocio. ¡El pisito ha tenido un éxito! jajaja
MARÏA a mí también me encanta esa época, a pesar de las Guerras, pero fué tan prolífico artisticamente... Y claro se hacían unas cosas tan bellas y elaboradas. Caras, pero eso es igual en todas las épocas. Gracias por tus comentarios, me encanta que te guste.
CAROL uno de mis favoritos es el traje negro con la chaqueta dorada, pero son todos impresionantes.
Muchos besos a las tres

ethan dijo...

Una vida entre costuras, como el libro (por cierto muy bueno!)

Isabel dijo...

Pues sí. Todavía no he leído el libro, lo tengo pendiente, aunque tengo buenas referencias.
Un beso Ethan

SUSANA dijo...

Jeanne entendíó a la Mujer de su época y la “comunicó” –como un pintor- con sus líneas y colores. En otro orden de cosas, recuerdo perfectamente “Nicolás y Alejandra” y ese vestuario majestuoso y exquisito, bien ganado el Oscar ¿verdad? Una selección de fotos generosa y acertada mi Querida Isabel y un artículo de antología, como nos tenés acostumbradas!
Besitos agradecidos guapa!

Alberto dijo...

Preciosa entrada, Isabel.

Da gusto ver todos esos diseños tan geniales. A mí me gusta también mucho el vestido negro con la chaqueta dorada.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Maria Oliver. Muchas, demasiadas cosas de las que se diseñan hoy en día, parece que intentan camuflar las curvas femeninas. Es como si fuera algo de lo que avergonzarse. A mí, esto me deprime. También me indigna.

La Maison lanvin... es para quedarse impresionado. Conocía el baño, pero no sabía de donde procedía.

Gracias por mostrarnos cosas exquisitas!

Siento muchísimo no ser tan puntual. Mi vida sigue siendo un caos!

Un beso.

Isabel dijo...

SUSANA linda miles de gracias por tus calurosas palabras. Tienes razón, Jeanne era de esas mujeres que dejan huella con su manera de hacer las cosas y su arte. Sin estridencias, sin llamar la atención... para enamorarse de ella. ¡Y esas creaciones magistrales! ¡Cómo sentaban!
Un besito preciosa

Isabel dijo...

ALBERTO sabía que te encantarían estos diseños, como decís pensados para el cuerpo femenino, para ensalzarlo, no para camufrarlo o ocultarlo. El piso es maravilloso, he estado mirando cosas diseñadas por Rateau y son espectaculares.
Siempre encantada de que me visites y te guste lo que ves y lees. En este blog el tiempo no existe, se ha parado, jajaja.
Espero que a pesar de los líos todo este bien, y las preciosas Lolita y Tallulah preciosas y radiantes.
Besitos lindo

abril en paris dijo...

No solo nos muestras fotos estupendas tambien el texto nos amplia al personaje.
Gente tan creativa y trabajadora no solo triunfa por eso también por rodearse de gente inteligente y con buen gusto.
Esos vestidos parecen invitar a ponerselos porque ¿ quién puede estar mal con ellos ?
El piso ideal, pero inalcanzable supongo.

Un beso guapa :-)

 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09