jueves, 31 de marzo de 2011

LA SECTA DE LOS EGOISTAS DE ERIC-EMMANUEL SCHMITT


Historia de un filósofo del siglo XVIII que aseguraba ser el creador del mundo.

Un joven estudioso descubre en la biblioteca, en un paréntesis momentáneo que roba a la preparación de una tesis, la existencia de un filósofo que obtuvo cierta repercusión en los salones parisinos del siglo XVIII por afirmar que todo lo que existía era producto de su imaginación. Gaspard Languenhaert, joven procedente de Holanda, guapo y rico, fundará la Secta de los Egoístas que no tendrá demasiado éxito ya que su afirmación de ser el creador del mundo será respondida inmediatamente por todos los asistentes a la presentación que se pelearan por atribuirse esa autoría. El joven estudioso recorrerá Francia e incluso viajará a Holanda en busca de nuevos datos sobre Gaspard, sobre su pensamiento y la historia de su vida. Una novela sobre el egoísmo como una forma de asesinato del otro que no carece de sentido del humor. "El humor es para mí tomar distancia respecto a las ideas, jugar con las ideas, hacerlas ridículas, mostrar lo absurdas y lógicas que pueden llegar a ser", dice Schmitt. En la web del escritor, también en español, podéis bucear en la obra e intereses de Schmitt.
 La secta de los egoístas es según Schmitt "una novela filosófica paradójica porque no está consagrada a una sabiduría filosófica sino más bien a la locura filosófica". Todos hemos dudado de la realidad de lo real, sabemos que nuestros sueños, por muy vividos que los creamos, no son más que una ilusión que se rompe al despertar, esas certidumbres llevan al protagonista de la novela de Schmitt a formular su teoría, "el solipsismo me parecía ineludible, una doctrina según la cual el mundo, soñado o vivido, no es más que la suma de sensaciones subjetivas, que nada me asegura su materialidad, que no hay otro entramado que el mental, que sólo existe en mí y por mí".
Todos los grandes filósofos de la conciencia, de Descartes a Husserl, han atravesado por momentos de solipsismo. Todos lo han superado para reencontrarse con la realidad del
mundo. El solipsismo se inscribe en la historia de la filosofía como una etapa rápidamente contradicha, como un error. No hay oficialmente filósofos solipsistas. Pero en sus lecturas, Eric-Emmanuel Schmitt descubrió a Gaspard Languenhaert que llegó a esta teoría y quiso crear una escuela filosófica imposible y murió de una sobredosis de opio a los 33 años, y con lo poco que pudo averiguar sobre él y lo mucho que imaginó construyó esta curiosa y reflexiva novela

Eric-Emmanuel Schimitt es el autor dramático vivo más famoso de Francia. Dramaturgo, ensayista, director de cine y guionista, es autor de la deliciosa Odette Toulemonde y otras historias que él mismo dirigió en el cine, una película sobre la felicidad y protagonizada por Catherine Frot y Albert Dupontel y de El señor Ibrahim y las flores del Corán de la que François Dupeyron realizó una maravillosa película protagonizada por Omar Sharif.

"De niño soñaba con ser cineasta, deseaba hacer más tarde películas de cine mudo en blanco y negro y entrecortadas, como esas bobinas de Chaplin o Keaton que proyectaba en el muro de mi habitación con el proyector familiar. Luego las palabras y las frases se cruzaron en mi camino, las recogí, las utilicé y la literatura se convirtió en mi manera de expresarme. Feliz de esta manera, había olvidado mis primeros deseos, me propusieron pasados los cuarenta coger una cámara para contar historias. No fue el adulto el que aceptó si no el niño de diez años quien, en mi interior, esperaba desde siempre su turno".
He escrito siempre novelas y relatos, sin embargo, al contrario que con las obras de teatro, tardé mucho en componer un texto que juzgase publicable. Mientras que paradójicamente el teatro me hacía feliz imponiéndome sus limitaciones, la novela me ofrecía una libertad que me atemorizó durante mucho tiempo. ¿Por qué garabatear 300 páginas en lugar de 100 ? ¿Describir hasta donde ? ¿ Qué punto de vista adoptar ? Afortunadamente los personajes de mis libros me forzaron : se impusieron, me obligaron a escucharles, a redactar su historia durante meses, a trabajar para ellos. Gracias Pilatos, gracias señor Ibrahim, gracias Oscar. En cuanto a Adolf Hitler, lo siento, aunque aprecie realmente La Part de l’autre, el libro que me inspiró, no entra dentro de mis costumbres darle las gracias… »

18 comentarios:

Myra dijo...

Hola, Isabel. Muy buena entrada. Muy interesante la novela con esos pensamientos tan filosóficos.
Encuanto a sus novelas llevadas al cine, precisamente el otro día pude ver El señor Ibrahim ya las flores del Corán, me quedé con las ganas de verla en el cine. Me encantó, tierna, con unos diálogos maravilosos, con esa sabiduría del señor Ibrahim, preciosa.
Con el vídeo, no sabes lo que me he reído, esa escena final todos bailando encima de la mesa es genial. No conocía es película pero me pongo ya a buscarla.

El último párrafo de éste escritor es muy bueno..

Un beso

Isabel dijo...

Me encantó El Señor Ibrahim y las flores del Corán, incluso la tengo guardada. Omar Shariff está incréible. Preciosa. Y te recomiendo Odette Toulemonde, es genial. He puesto esa escena que me parece tronchante. Ella es una local de Joshephine Baker y pone su música para hacer las tareas. odette es una eterna optimista que hace la vida tan fácil a todos los que la rodean.
Un besito linda y espero que lo pases bien con la película.
Isabel

Javier dijo...

Anoto las películas que no las he visto, sobre todo la segunda que no tenía noticias de ella y parece divertida. La novela parece interesante.

Llegó el buen tiempo, por fin.

Un saludo

Isabel dijo...

Ambas películas estan muy bien, pero la de Odette es muy divertida. Tienes razón Javier por fín ha llegado el buen tiempo, aunque parece que brevemente, no ha llegado para quedarse, lamentablemente.
Un besito

magadalena acero dijo...

No conocía a este escritor aunque he visto ambas películas. El señor Ibrahim y las flores del Corán me encantó, una historia de amistad y comprensión, y Odette me pareció divertida y muy positiva. Esa mujer que se pone a la Baker para hacer las labores del hogar y a pesar de lo que tiene es tan alegre. Una delicia.
La novela de la que hablas parece interesante, me gustan los libros que buscan la historia de un personaje perdido en la historia.
un beso

madison dijo...

Que interesante tu entrada. De este autor solo he leido un libro que se titula El hijo de Noé y me gustó mucho. Es emotivo y hermoso. Hace tiempo que me apetece ver la pelicula, el señor Ibrahim y las flores del corán...
Un abrazo Isabel

Anónimo dijo...

No he leído nada de Schmitt, la verdad ni le conocía. Tampoco he visto las películas, pero la de Odette me la apunto porque el vídeo me ha encantado, es divetidísimo.
Un beso
Ana

Rocío dijo...

Me gustan mucho las historias que comienzan en una biblioteca. Descubrir un libro y que éste te lleve a otra historia; es genial.
No he leído esta novela, pero tal y como hablas de ella lo haré!

La película de Odette sí que la he visto y me pareció genial.

Besos.

Isabel dijo...

A mí también me encantan las historias en las que el protagonista busca información sobre alguién, me estoy acordando de Tren nocturno hacía Lisboa de Mercier, un profesor suizo en busca de la obra y la vida de un escritor y pensador luso.
Odette es genial como dices Rocío y tan tan alegre, te deja una sensación fantástica cuando acaba.
MADISON no he leído la obra que mencionas, es mi primera incursión en Schmitt, pero apunto la referencia.
ANA te gustaran las películas y el libro, además se lee de un tirón por su agilidad y brevedad.
Un besito lindas

marta bibiana dijo...

He leído Odette Toulemonde y me gustó mcucho, siempre pensé leer más de este autor, alguna de sus biografías sobre músicos o filósofos, o teatro, pero como siempre hay tantas referencias y cosas que leer lo aparqué, quizás me apunte a leer este.
Marta B

ethan dijo...

También guardo celosamente "El señor Ibrahim..." Hay que volver a ella de vez en cuando.
Saludos!

Violet Dreams dijo...

No lo conocia y me lo apunto porque me han entrado muchas ganas de conocerlo mas afondo asique me apunto todo lo que has dicho en el post.
Por cierto me ha parecido leer en el blog de Maria Galan que fuiste al cole con Cristina Raosenvinge? Me parece ideal esa chica

xx,

Isabel dijo...

Tienes razón ETHAN es una película a revisar.
VIOLET DREAMS os gustará el libro y las películas lindos. Y sí Cristina iba a mi cole y vivía en mi barrio. También acudía al cole Rafa de La Unión, Cristina es ideal pero a mí su música no me gusta nada. Jajaja
Besitos

Isabel dijo...

Marta yo también tengo intención de leer algo más de Schmitt, pero veremos cuando, ahora mismo tengo varias cosas esperándome, se acumulan los libros
Un besito

Mario dijo...

"No fue el adulto el que aceptó si no el niño de diez años quien, en mi interior, esperaba desde siempre su turno."

Algo de ésta frase me espera igual, me pasa con el arte, siento que de alguna forma me expresaré artísticamente, con un libro o lo que sería una quimera una película u otra forma, pero veo en mi interior ese momento. Un abrazo.

Mario.

Isabel dijo...

Mario hay que escuchar esas voces que nos empujan hacía el arte en cualquiera de sus manifestaciones, estoy segura que tu las seguiras.
Un besito
Isabelnotebook

don vito andolina dijo...

Hola, bello blog íntimas entradas,un placer leerte, si te gusta la palabra elegida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen sábado, besos múltiples...

isabelnotebook dijo...

Obrigada Don Vito Andolina.
Ya conozco tu blog, es una pena que no pueda entender todas portugués, pero si pervibo su belleza
Un besito

 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09