lunes, 14 de junio de 2010

Modelos de los 50: Dovima

Dorothy Virginia Margaret Juba nació el 11 de diciembre de 1927 en el estado de Virginia en el seno de una familia de inmigrantes polacos e irlandeses. Su familia se marchó a Nueva York y por eso la infancia de la futura modelo transcurrió en el barrio de Brookling. De niña se inventó una amiga imaginaria a la que llamó Dovima, las iniciales de sus nombres, y que luego le serviría de apodo artístico.
Trabajó de dependienta en una tienda de caramelos y un día la vio un editor de Vogue y la invitó a participar en una sesión de fotos. Al día siguiente de la prueba posaba para Irving Penn. Tras un año como modelo se convirtió en la maniquí mejor pagada de la agencia Ford Models. Hizo infinidad de portadas y colaboró con los mejores fotógrafos de la época, siendo la musa de Richard Avedon con el que se la relacionó sentimentalmente. Eran como siameses, según comentaban, ella sabía lo que el deseaba antes de que lo pidiera.
Una de las fotos más famosas de su carrera fue la que hizo Richard Avedon de ella posando con los elefantes del circo en 1955. En esta foto Dovima aparece con el primer vestido que diseñó Ives Saint Laurent para Christian Dior. Casi siempre aparecía con la boca cerrada para acentuar el misterio ya que algunos comparaban su sonrisa con la de la Mona Lissa.

En 1957 hizo su primera incursión en el cine. Interpretó un pequeño papel en la película Funny Faces de la que era protagonista Audrey Hepburn y que estaba basada en la vida de Richard Avedon. La historia de un moderno Pigmalion que intentaba convertir a una vendedora de libros en una modelo. Después hizo algunas apariciones esporádicas en otras películas sin mucho éxito. Se retiró de la moda a los 35 años para dedicarse a la interpretación y para ello se instaló en Los Ángeles, pero su carrera cinematográfica no fue tan exitosa como la de modelo.

Dovima se casó tres veces. Con su segundo marido Allan Murray, padre de su única hija, protagonizó algunos episodios de violencia doméstica y llegó incluso a perder la custodia de su hija. Tras su fracaso como actriz se dedicó a vender cosméticos, fue anfitriona de una Pizzeria  más tarde la imagen de un equipo de Softball. 


Se casó por tercera vez con un Barman quién murió tres años después. Dovima no superó la perdida de su esposo y murió a los 62 años. Richard Avedon dijo de ella: "Fue la última de las bellezas aristocráticas, elegantes, la más notable y original belleza de su época. Ella era una sofisticada modelo en un mundo sofisticado, no era la chica de la puerta de al lado".










 
Black Arrow Nivel 8 12/12/09